martes, 19 de mayo de 2015

Yo te cielo

Yo te cielo

¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: Yo te cielo. (Frida Khalo)


Si mi voz fiera símbolo del Verbo,  yo te cielo, amor,
en parte diario,
porque vos cuentagotas de la noche con piso a ras del suelo,
acequiante las aguas,  me enlagás la soberbia del destino.
Yo te harapo raído,
comentarios fugaces de vampiro exigente,
Te arcoiriso la cárcel de los acribillados.
A veces, elogio de la culpa sublunar
proceso intelectual de resistencia,
agotadora instancia que pone a uno en guardia
me enciudado con cautela,
y sustantivo a tientas.
Vos te suelta de palomas, 
tan fiebre de los niños, a menudo
jaleantes de grosellas,
me adiosás en dos cuartos separados,
te derecho de admisión del protocolo.
No hay dinero en el mundo
que pague nuestra deuda insobornable.
Me horizonto apasionada.
Te recurso de amparo, te visión del exilio.
Te cola de ratón que no le gusta a nadie.
Vos familia muy tensa que pide la renuncia,
paracaideás, vivaracho, indiferente.
También me sucede, que cuando esculturás el viento,
liminar de las formas de la anatomía de fondo
nos diciembran gaviotas,
chubasquean milagros con los ojos cerrados.
Sacapuntas del lápiz que reamo
tu distancia empeñada en haber nacido antes,
me avalleja y montaña
porque instructivás  diccionarios, a pares y nones.
Nos tratamienta la vida,
nos madrea en Buenos Aires,
nos ahíja puntual en un barrio latino,
nos apalabra en un acto sexual exorbitante.
Somos la invención, el capricho, la aventura.
Somos lo que hemos leído, reflexionado, soñado e imaginado.
Desvergüenza y paisaje.
Itinerario.




Se puede escuchar el poema aquí: Yo te cielo

No hay comentarios:

Publicar un comentario